Con el proyecto de acogida de menores en riesgo tratamos de favorecer el acceso a la educación, atención social y de las necesidades básicas a niños y niñas de la etnia baka y menores en situación de vulnerabilidad de la población del Grand Djoum.

 

El proyecto de acogida de menores en riesgo es un plan de acción para favorecer la atención socio-emocional y las necesidades básicas de los menores, en edad de educación infantil y primaria, ya sean de la etnia pigmea baka o menores de otras etnias en riesgo de exclusión social del sur de Camerún. Consiste en una acogida, en principio temporal, a través de la cual se pueda dar respuesta a situaciones de abandono, enfermedad, orfandad o maltrato de menores.

Como primer paso en caso de detección de un niño o niña en riesgo, hablamos con la familia y el pueblo para conocer en profundidad la realidad en la que vive. Solo en el caso de que la familia no quiera hacerse cargo del menor o consideremos que no es posible que la situación se resuelva con apoyo familiar, el niño entra en el proyecto de acogida.

acogida de menores

 

Las condiciones de extrema pobreza en las que viven muchas familias de la zona, sumado a posibles situaciones de especial problemática, como la orfandad causada por el fallecimiento de los padres, enfermedades graves de los menores, el estigma social por creencias religiosas-mágicas, el abandono de los padres, violencia, etc., hacen que los niños se encuentren, en ocasiones, en una situación de vulnerabilidad y urgencia.

El grave estado de salud y emocional de los pequeños hace que se plantee la forma de atención más cercana y personalizada. Es necesario que los menores tengan el cariño y los cuidados propios de una familia que les proteja y acompañe en su normal desarrollo. Zerca y Lejos persigue como objetivo la creación de una red de familias de acogida camerunesas de pueblos cercanos a sus pueblos de origen, que permitan el cuidado y desarrollo saludable de estos niños y niñas.

En 2011, tras detectar varios casos de desnutrición severa y abandono, comenzó la acogida de niños en riesgo por parte de dos familias cercanas a la organización. El proyecto ha progresado poco a poco, incluyendo a cada vez a más menores y familias, hasta un total de 17 niñas y niños dados de alta en el proyecto en la actualidad.

 

Consideramos muy importante que el menor siga manteniendo la relación con sus padres, con los que volvería en caso de que el contexto familiar así lo permitiera.

Ahora residen en Djoum, por lo que aseguramos el seguimiento diario de los casos. Se les facilita los recursos que garanticen un medio idóneo para su desarrollo integral, adecuada evolución de su salud, personalidad y atención educativa. Desde que todos estos menores han sido acogidos, su evolución ha sido muy positiva en todos los aspectos.

Se pretende ofrecer a los niños un ambiente estable y seguro en el que establecer vínculos afectivos normalizados además de una atención individualizada y personalizada, evitando las circunstancias que les llevaron a la situación de severo riesgo y de graves carencias.

¿Quieres apoyar este proyecto? Hazte socio/a y ayúdanos a luchar por la educación del pueblo pigmeo baka.