Con el Plan de Educación, iniciado en el año 2003, tratamos de garantizar el acceso a una escuela de calidad de todos los niños de la zona sur de Camerún, haciendo especial hincapié en la etnia pigmea baka y en las familias más desfavorecidas.

 

 

Creemos que la educación es la herramienta más eficaz para conseguir una integración en igualdad de los niños y niñas pigmeos junto a los de las otras etnias. Por ello, consideramos que el aula es el espacio perfecto para trabajar la convivencia desde la infancia y una educación en valores son nuestra apuesta para lograr una sociedad más justa.

El planteamiento es desarrollar un proyecto educativo sostenible a largo plazo y capaz de abarcar el mayor número de kilómetros, poblados y niños posibles. El fin principal es el de garantizar el acceso a la educación a todos los menores de la etnia pigmea baka y facilitar su acceso a la educación superior, en igualdad de condiciones con respecto al resto de los niños del sur de Camerún.

Los niños y niñas de ahora son quienes van a defender su dignidad como individuos y como comunidad el día de mañana.

Queremos otorgar a estos jóvenes la posibilidad de elegir un futuro digno, sin perder sus costumbres y tradiciones, que son reforzadas y apoyadas en los Centros Preescolares Comunitarios, dinamizados por profesores de su misma etnia.

 

Proyectos

 
  • Colegio y Hogar infantil de Bengbis. Que permite la escolarización en régimen de internado de niños y niñas baka y menores en riesgo de exclusión social. Incluye el apoyo para la educación secundaria en los internados de Ebolowa y Yaoundé.

  • Centros Preescolares Comunitarios. En estos centros se pretende generar hábitos de escolarización en los niños y las familias y asegurar una base de conocimientos y habilidades para una mejor incorporación a la primaria. Se refuerza a los alumnos y alumnas en conocimientos tradicionales de su etnia.

  • Colegios de primaria de Djoum y Mintom. Más de 500 de alumnos en los Colegios de Educación Primaria de unas poblaciones con una alta afluencia de niños y niñas pigmeos. Incluye el proyecto de Centros Cívicos para el desarrollo de actividades de ocio para jóvenes que ofrezca una alternativa saludable al alcoholismo.

  • Colegio de primaria de N’Drock. Detectamos la urgente necesidad de mantener abierta la escuela de N’Drock, la única operativa de la región de Tourou y que daba ervicio a más de 600 niños y niñas. Esta escuela del Extremo Norte del país es un rayo de esperanza en una zona asolada por el terrorismo de la secta Boko Haram.

  • Acogida de menores en riesgo. Se realiza en la zona del Gran Djoum ante la detección de diversos casos de niños en situación de importante riesgo y desamparo.

El horizonte más prometedor con el que podemos soñar es que los niños y niñas pigmeos baka de hoy puedan convertirse en los actores de su propio desarrollo y por ello trabajamos incansablemente.