Debido a la situación de inestabilidad de la ciudad fronteriza con Nigeria provocada por la acción violenta de Boko Haram, paralizamos parte de nuestros proyectos y decidimos refugiar a nuestras trabajadoras locales en el sur del país.

Zerca y Lejos comenzamos a lanzar proyectos de desarrollo en el Extremo Norte de Camerún en 2008. Desde entonces hemos realizado numerosos avances en la zona trabajando con la población local en materia de potabilización del agua, salud y educación. En la actualidad, debido a la situación de inestabilidad en la frontera Camerún-Nigeria generada por el grupo militar islamista Boko Haram, nos hemos visto obligados a paralizar los programas dependientes de trabajadores locales cameruneses de Zerca y Lejos por miedo a represalias hacia estas personas. Aun así mantenemos el programa de becas, la gestión de urgencias hospitalarias y cirugías y el apoyo a la escuela de Ndrok. Debido al riesgo para nuestras trabajadoras y sus familias y a nuestra decisión de cerrar temporalmente el centro de salud oral de Tourou, nos vemos obligados a refugiar a Marta y sus cuatro hijos, y a Hanatou y a sus dos hijos, ambas protésicas e higienistas dentales formadas por Zerca y Lejos. Una vez les traslademos a la región del Sur, donde la ONG lleva a cabo la mayor parte de sus proyectos, les proporcionaremos un hogar y escolarización para los menores. Además ellas continuarán con su formación y trabajarán en nuestro centro Profesor García Camba. Tratando de amortiguar el sufrimiento humano y la tortura, de frenar lo devastador del terror y el horizonte de no tener refugio, hemos lanzado el proyecto Sonrisas Refugiadas para poder realizar la evacuación de nuestras técnicas y sus hijos, y que puedan continuar con la vida que la guerra detuvo. Se trata de un programa a largo plazo, que requiere de tu apoyo económico (con una donación o haciéndote socio, escribe en observaciones Sonrisas Refugiadas) para asegurar el futuro de Martha, de Hanatou y de sus familias. Estas valientes viajan ya hacia otro lugar, lejos de su hogar, pero con la esperanza de encontrar un refugio de la violencia del hombre, que al igual que ama, todo lo depreda. ¿Quieres formar parte de su esperanza? Compártelo y Colabora pinchando aquí. Y no lo olvides, escribe en Observaciones:

Sonrisas refugiadas


Esperando tu apoyo desde Zerca y Lejos nos comprometemos a refugiar a ambas familias y asegurar su estabilidad revisando periódicamente el proyecto y el clima en la frontera con Nigeria.