Estado de emergencia en Tourou, en el Extremo Norte de Camerún, tras un ataque de Boko Haram

En este comienzo de 2020, el Extremo Norte de Camerún está sufirendo de nuevo la violencia de la secta terrorista Boko Haram. La región en la que en 2016 conseguimos mantener el colegio de N’Drock gracias a la campaña #LápicesPorBalas, volvió a sufrir de cerca el terror.

Boko Haram, que significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria y pretende convertir el área del lago Chad en su nuevo bastión.

“Más de 500 terroristas armados descendieron de noche en motos desde la montaña y rodearon el pueblo. La población, al oír los disparos a lo lejos, comenzaron su huida. Los terroristas quemaron las casas que encontraban a su paso y se llevaron toda la cosecha. Seis ancianos que no pudieron huir fueron arrojados a las llamas junto con todo el ganado.” Contaba Mihinta Traoua, anciano jefe del pueblo de Machichia, en el Extremo Norte de Camerún, tras un ataque sufrido en enero de 2018. “Todas nuestras actividades se han parado y la gente trabaja para reconstruir sus casas. La población que ha visto como sus campos han sido calcinados tienen que irse a trabajar los campos de otras personas para poder alimentar a sus familias. La situación es dramática. “

Con el comienzo de 2020, la situación ha vuelto a su punto más crítico, con ataques masivos a los pueblos de la zona y con miles de personas desplazadas de sus hogares. Emmanuel Viziga, presidente de los comités civiles de vigilancia, informaba el pasado 18 de enero que en dos días de ataques sucesivos durante los días 17 y 18 en el pueblo de Hidoua, los terroristas habían incendiado 3 puestos de militares y 14 viviendas y habían hecho huir a toda la población a las montañas. “La población huye sin rumbo claro hacia lugares en los que poder sentirse más seguros. Es una crisis sin precedentes.” concluye Viziga.

“No existen estructuras de acogida y los desplazados se asientan a la intemperie, a veces en los patios de colegios o en casas privadas, en condiciones infrahumanas.” Comenta el Profesor Antoine Bouba Kidakou, director del comité de desarrollo de Tourou y responsable de la ONG Zerca y Lejos. “Entre los desplazados hay muchas mujeres y niños. Es la temporada del harmatán, un viento frio, seco y polvoriento que sopla en los países subsaharianos entre noviembre y marzo todos los años. En las zonas montañosas como Tourou la temperatura baja a veces hasta 8 grados. Resulta difícil pasar la noche fuera de casa en estas condiciones, pero los desplazados de Hidoua ni tienen ni tiendas de campaña ni abrigos.

En la noche del 21 al 22 de enero de 2020, el pueblo de Machichia fue de nuevo atacado por la secta terrorista. En este caso todos los puestos militares fueron desmantelados y los terroristas se hicieron con el control de las armas pesadas de largo alcance.

A día de hoy, estos pueblos de Hidoua y Machichia, en el Extremo Norte de Camerún han sido completamente tomados por miembros de la secta terrorista. En Hidoua, incluso la bandera de Boko Haram ondea sobre las casas del pueblo como símbolo de control total de la zona. Algunos de sus habitantes, durmiendo en las montañas desde hace días, aún observan sus hogares arrasados en la lejanía. El resto se dirige a pueblos alejados de la zona de conflicto en busca de refugio.

Desde su aparición hace ocho años en Nigeria, desde donde se lanzan ataques a los países fronterizos, el grupo yihadista ha matado al menos a 20.000 personas. En Camerún, las muertes en estos años ascienden a 3.000 y hay más de 150.000 desplazados internos.

La situación es insostenible, de extrema urgencia para las familias de esta región que han visto todas sus pertenencias reducidas a llamas, que han visto morir a sus seres queridos.

Si quieres colaborar en esta urgencia, estamos recaudando ayudas para poder enviar comida y ropa y colaborar en todo lo posible con las familias afectadas, si queremos tejer mundo, practiquemos el amor humano, ese que todavía no esta en venta.

Es urgente, lo necesitan ahora.

Necesidades urgentes

Para ayudar a la población desplazada se necesitan:

  • Ropa de abrigo
  • Suministros de comida
  • Tiendas de campaña

Para mejorar la protección de los pueblos se necesita reforzar los Comités de Vigilancia con:

  • Materiales de vigilancia: chalecos, botas, linternas, alarmas, silbatos, teléfonos, walkie-talkie
  • Suministros de comida
  • Ropa de abrigo

Puedes colaborar de manera rápida a través de PayPal

O puedes hacer un donativo en nuestra cuenta:

IBAN: ES80 2038 1169 70 3001387075

BIC: CAHMESMMXXX

Beneficiario: Zerca y Lejos ONGD

Concepto: AyudaTourou

Según reglamento para la prevención del blanqueo de capitales, es preciso que nos hagas llegar tus datos si vas a hacernos un donativo. Por ello, te pedimos que tras hacer el ingreso, nos escribas un email a alianzas@zercaylejos.org indicando:

  • Asunto del mail: Datos Donativo
  • Nombre
  • Apellidos
  • DNI/Pasaporte
  • Dirección postal completa
  • Número de teléfono
  • Email

Colabora de forma permanente

También puedes colaborar de forma permanente con nuestros proyectos de Paz y Reconciliación en el Extremo Norte de Camerún haciéndote socio/a aquí.