Queremos reforzar el sistema educativo de la población empobrecida y víctima del terrorismo de Boko Haram en la región de Tourou. El colegio de Primaria de N’Drock ofrece lápices por balas.

 

El proyecto de escolarización en la zona de Tourou, en el Extremo Norte de Camerún, pretende favorecer el acceso a un sistema educativo de calidad para la población más empobrecida, que está siendo víctima de la acción del grupo terrorista Boko Haram. Desde Zerca y Lejos se pretende fortalecer la enseñanza primaria y secundaria del colegio N’Drock, haciendo especial énfasis en la población infantil y femenina de la región.

Debido a la nueva situación creada por los ataques de Boko Haram en varios pueblos del extremo norte de Camerún, muchos colegios de la zona han cerrado, dejando a niños y niñas sin acceso a educación. Las escuelas afectadas pertenecen a los pueblos marginados de N’Drock, Koulkoubai y Logodja.

Este proyecto pretende mejorar la calidad y cobertura educativa del colegio de N’Drock, único abierto en la zona, con la construcción de tres nuevas aulas, donde puedan impartirse clases y establecer un sistema de seguimiento de la salud de todos los alumnos.

Escuela de N'Drock. Unica escuela abierta en el Extremo Norte de Camerún a pesar del terrorismo de Boko Haram

El objetivo principal de la organización es favorecer el acceso a la educación de esta población víctima del grupo terrorista y en situación de extrema vulnerabilidad mediante la mejora del funcionamiento y del equipamiento de las infraestructuras y la garantía de unas condiciones educativas dignas.

El acceso a la educación es de especial importancia en este caso, ya que la secta terrorista se nutre, en muchos casos de jóvenes analfabetos y sin esperanza, que sirven como mercenarios a cambio de comida, un arma y un poco de poder. El poder educar a estos niños y niñas es una garantía del triunfo de la paz sobre el terror.

Lápices por balas

Hasta ahora, Zerca y Lejos ha conseguido mantener operativa la escuela N’Drock y la escolarización de 600 niños y niñas en ella, así como el sistema de becas escolares, el programa de alimentos, que incluye distribución de una papilla diaria como complemento alimenticio para una nutrición mínima y las becas universitarias a mujeres. Pero el alto porcentaje de menores que acuden al centro, ha desbordado la capacidad de las instalaciones.

En una campaña sin precedentes en la historia de Zerca y Lejos, os transmitimos la necesidad urgente de ayuda para mantener esta escuela abierta. En la única escuela operativa en un lugar tomado por el terrorismo , supimos gritar “justicia” en mitad de una guerra.

La perspectiva de futuro se centra en mejorar el estado de salud y de acceso a la educación de la población infantil de N’Drock, proporcionar un funcionamiento, equipamiento e instalaciones óptimas, y mejorar las condiciones económicas de las mujeres. Además, fomentar la continuación de la trayectoria escolar hasta niveles de formación superior, con la construcción de un instituto de enseñanza secundaria y una residencia para alumnos del colegio que funcione en régimen de pensión completa, es otro de los objetivos fijados por la organización a medio y largo plazo.

¿Quieres apoyar esta escuela y que 600 niñas y niños puedan tener una educación en medio de una guerra? Hazte socio/a de Zerca y Lejos y ayúdanos a trabajar por ello.